Serum Facial: ¿Sustituto o complemento?

Últimamente oímos mucho hablar de los serum faciales, de los beneficios de utilizarlos, de su capacidad de absorción, control de la elasticidad , hidratación, eficacia sobre las arrugas…

¿Pero qué posición ocupa en la rutina diaria? 

Para aclararnos un serum es un fluido altamente concentrado en nutrientes para la piel. Es más líquido y ligero que una crema, para facilitar su completa absorción. La intención es también asegurar que los nutrientes lleguen a la capa más profunda posible.

No obstante los efectos del serum sean más inmediatos que los de una crema, por su mayor concentración de activos, este no sustituye el efecto que ejerce una crema hidratante sobre nuestra piel. 

Por esta razón, nunca olvides acabar tu rutina de belleza con tu crema hidratante diaria.

Algunos consejos que pueden ayudarte a la hora de usar tu serum preferido:

  • Es aconsejable utilizarlo tanto por la mañana como por la noche
  • No por aplicar más cantidad los resultados serán mejores
  • Siempre lo pondrás sobre el rostro previamente limpio, después del tónico para cerrar los poros, y antes de la crema hidratante.
  • La forma de aplicarlo es distribuirlo, desde el centro hacia fuera, y dejando que sea la piel la que absorba el producto. Aprovecha para tratar también cuello y escote, que siempre nos lo dejamos.
  • Usa siempre el serum que más se adecue a tu tipo de piel o a la carencia que quieres tratar, más hidratante, matificante, seborregulador, para manchas, etc.
  • El serum no tiene que quedar sobre la piel, no tiene que alterar el efecto de la crema hidratante. Si te sucede esto y no es porque te estás poniendo mucha cantidad, o es posible que no sea el serum más adecuado para tu piel.

 

Disfruta cuidándote. Origen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *